lunes, 20 de noviembre de 2017
Inicio
S.O.A.P.
soap.jpgServicio de Orientación y Apoyo Psicológico
Alcolea de Calatrava
ONy+



Optimismo Imprimir E-Mail
Articulo

He leído hace poco "La fuerza del optimismo" de Luis Rojas Marcos, el psiquiatra español que, entre otras muchas cosas, se encargó de la atención psicológica a las víctimas del 11-S en Nueva York.

Además de recomendaros su obra, quería aprovechar la ocasión para reflexionar sobre cómo nos afecta la visión que tengamos de las cosas o, lo que es lo mismo...               

¿De qué depende que veamos el vaso medio vacío o medio lleno? vaso

La palabra OPTIMISMO viene del latín "optimum", "lo mejor" y se refiere a la tendencia a esperar lo más favorable de los acontecimientos, los resultados más positivos.

El optimista ve una oportunidad en toda calamidad,
                                            el pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.

Es la disposición de la personalidad que media entre las cosas que nos suceden a diario y la interpretación que cada uno hagamos de dichos sucesos. Por eso, y aunque tal vez muchas veces no podamos elegir lo que nos ocurre, sí podemos cambiar nuestra manera de vivirlo.

De momento, sólo tienes que adquirir esta perspectiva y así, ser optimista es fácil:
                - Piensa que tú puedes controlar lo que piensas. Los optimistas son personas que esperan que les vayan bien las cosas y se predisponen a ello. Los pesimistas son personas que esperan que les vaya mal e, igualmente, se predisponen a ello.
                -  Procura sentirte bien día a día. Disfruta de las pequeñas cosas, cultiva el buen humor, sonríe, camina mirando al frente, relaciónate con los demás... Ser optimista no implica estar siempre alegre pero es una actitud que protege contra la desesperanza.
                -  Haz el esfuerzo por dar sugerencias y soluciones, en vez de hacer críticas o quejarte.
                -  Procura descubrir las cualidades y capacidades de los demás. Reconocer su esfuerzo, su interés y su dedicación es lo más justo y honesto.
                - Aprende a ser sencillo y pide ayuda. Igual los demás te pueden dar una solución.
                - No tomes decisiones a la ligera. Piensa bien las cosas antes de actuar, ser optimista no conlleva ser imprudente.

Está demostrado que las personas que afrontan la vida desde este punto de vista gozan de mejor salud y paz interior, tienen mejores y más satisfactorias relaciones personales y sociales, desarrollan su trabajo gustosamente y, en general, tienen más éxito en todo lo que emprenden.

En resumen, lo de ver el vaso medio vacío o medio lleno, como otras muchas cosas, depende exclusivamente de ti porque todo lo que te pasa sólo lo puedes valorar tú y porque tu vida sólo la puedes interpretar tú.

 
Optimismo Imprimir E-Mail
Animamos a:
optimismoSer optimistas estimulando los estados de ánimo positivos y liberando los sentimientos negativos.

Actividades como hablar, intercambiar emociones y pensamientos, dar y recibir afecto, aceptar y ser aceptados, desarrollar el sentido del humor... nos pueden aportar numerosos beneficios emocionales.

 

 
Optimismo Imprimir E-Mail
Recomendamos:

No dejarse llevar por pensamientos que envenenan el optimismo como:
                "Piensa mal y acertarás"
                "Ser optimista es engañarse a sí mismo."
              
"O estás de mi parte o estás en mi contra. O es blanco o es negro."...
Hay muchos argumentos que pueden refutar estas ideas pero igual es mejor quedarse con uno:
Descubrir inconvenientes y dificultades nos provoca apatía y desánimo. Empeñarnos en encontrar soluciones, ventajas y posibilidades nos provoca bienestar y esperanza. Por el mismo esfuerzo... 
El verdadero optimismo sólo brilla en las tragedias.

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 Siguiente > Final >>

Resultados 7 - 9 de 18

 

Advertisement