Conócete a ti mismo
jueves, 25 de octubre de 2007

“Eres capaz porque crees que eres capaz” 
  Virgilio.  

Kaizen: palabra japonesa que designa el desarrollo de uno mismo y progreso constantes.

El autoconocimiento es el camino que realizamos andando por nosotros mismos cuando pensamos en nosotros mismos, en lo que hacemos, en lo que dejamos de hacer, en cómo somos, en cómo nos gustaría ser, en qué nos pasa, en qué necesitamos… 

Y este viaje suele durar toda la vida. 

Durante el trayecto a veces tropezamos con nosotros mismos, nos chocamos con la misma piedra, cometemos los mismos errores, y nos culpamos de todo lo que nos pasa, o solemos pensar que son los demás los que nos lo ponen difícil, los que nos colocan los obstáculos, los que tienen la culpa… 

Hay ocasiones en las que incluso nos esquivamos a nosotros mismos, nos evitamos, no queremos pensar, o tenemos miedo a hacerlo, a encontrar cosas en nosotros que no nos gustan… 

Algunas veces estamos tan cansados que no queremos seguir andando o caminamos por inercia, de forma automática, dejándonos llevar, sin ni siquiera fijarnos por donde pasamos ni cómo es el paisaje que nos rodea... 

Pero otras veces sí que disfrutamos de la ruta, sí que andamos con paso firme y avanzamos, sí que nos gustamos y nos queremos, sí que confiamos en nosotros mismos, sí que tenemos claro lo que queremos conseguir y luchamos por ello, sí que nos sentimos orgullosos de todo lo que llevamos andado, sí que somos capaces de pedir ayuda, … 

En definitiva es nuestro pensamiento, es nuestro camino, son nuestros pasos. 

Y durante toda este viaje contamos con la autorreflexión, la autobservación, la autoimagen, la autorenovación, la autoconfianza, la autoestima, la autoaceptación, el autodescubrimiento, la autosuperación, la autoayuda, el autocontrol… y por supuesto con alguien siempre dispuesto a darnos agua cuando tengamos sed, o apoyo cuando nos cansemos, o ánimo cuando nos falten fuerzas… 

Cómo ves, en psicología hay muchas palabras que empiezan por “auto” y eso es porque para comenzar cualquier cosa siempre es mejor empezar por uno mismo. 

Y sobre todo porque TÚ eres lo mejor y más importante que tienes y tendrás.
Porque TU camino lo recorres TÚ. 
Porque la meta es TU propia vida.